lunes, 9 de marzo de 2015

INTELIGENCIA Y SABIDURIA



INTELIGENCIA Y SABIDURIA

Trataremos aspectos relacionados con la inteligencia y la sabiduría, marcando la diferencia y su complemento.

Inteligencia y Sabiduria



INTELIGENCIA

Del latín intellegentĭa,que proviene de intellegere, término compuesto de inter (entre) y legere (leer), escoger,   es la capacidad de  buscar, entender, discernir , identificar información y aplicarla para resolver situaciones o eventos,  ligada a otras funciones mentales como la percepción (capacidad de recibir información), y la memoria (capacidad de almacenar información), que permite entre otras cosas aprender de la experiencia.

Está relacionada con las capacidad humana de dar respuesta y solución a las situaciones diarias, aplicando los conocimientos adquiridos en las ciencias o áreas de aprendizaje, está limitada a la aplicación del razonamiento; que puede irse desarrollando  con más capacitación y aplicación, aumentando el llamado cociente intelectual. La palabra inteligencia es utilizada para significar el concepto de capacidad intelectual y relacionada al género humano, siendo la gran diferencia con los demás seres vivos que solo cuentan con una inteligencia primaria, por la inteligencia el hombre es el hombre.



Aunque puede haber una marcada diferencia entre unos y otros por su aplicación, todos los seres humanos cuentan con esta capacidad, supeditada a desarrollarse, entonces el llamado es a no desaprovechar este talento dado por Dios y aplicarlo en pos de mejorar la calidad de vida.

Conmigo está el consejo y el buen juicio; yo soy la inteligencia; mío es el poder.

Proverbios 8-14



SABIDURIA

Del hebreo: Chokhmah, griego: Sophia, latín: Sapientia, es un don o habilidad que se desarrolla con la aplicación de la inteligencia basada en la experiencia, con capacidad de conocimiento , discernimiento y entendimiento  obteniendo conclusiones sobre la verdad, lo bueno y lo malo, que a su vez nos capacitan para reflexionar,  sacando conclusiones que nos da la sabiduría ; muy relacionada con lo moral , algunas veces se toma  como una forma especialmente bien desarrollada de sentido común.

Toma sus referencias de lo que se denomina “memoria a largo plazo”,  lo vivido ha de haberse experimentado con suficiente frecuencia o intensidad como para que no se borre de nuestro recuerdo, dejando en nuestro interior  los esquemas de lo que consideramos bueno o malo y se tome como referencia para los procesos de supervivencia del individuo. Se destaca por el juicio sano; la aptitud de valerse del conocimiento para alcanzar el éxito, y el entendimiento para resolver problemas, evitar o impedir peligros, alcanzar ciertas metas, o aconsejar a otros.

Se describe con un don dado por Dios para aplicar las virtudes, dones y talentos recibidos, dando buen uso de ellos y basándolos en el conocimiento, el entendimiento y el discernimiento, para alcanzar el propósito que tenemos en nuestras vidas, puede ser desarrollada por la experiencia mas no enseñada, es sinónimo de prudencia, es la forma correcta de aplicar la ciencia o conocimiento, sin poder ser valorada o medida de alguna manera.


Yo, la sabiduría, habito con la cordura, y hallo la ciencia de los consejos.

Proverbios 8-12



Aquí vemos que tanto la inteligencia como la sabiduría pueden ser desarrolladas, se puede ser inteligente sin ser sabio; la gran diferencia es que la sabiduría no se recibe o aprende del hombre, sino que debe de ser dada por Dios, por el  conocimiento profundo  y por la experiencia que en nuestra vida nos permitamos asimilar o recibir; siendo la sabiduría la correcta aplicación de la inteligencia, propicia el conocimiento de sí mismo y autocontrol.



El inteligente construye teorías especulativas sobre la realidad; el sabio la experimenta, comprueba por sí mismo esa realidad.