lunes, 5 de enero de 2015

El Valor de la Determinación



EL VALOR DE LA DETERMINACION

El valor de la determinación está enmarcado en la acción y  culminación de un deseo basado en una decisión firme. 

El Valor de la Determinación

Proviene del latín determinatĭo, es la acción y efecto de determinar; tomar una resolución, fijar los términos de algo, señalar algo para algún efecto. El concepto también se utiliza como sinónimo de valor u osadía.

Es el valor que caracteriza a una persona que tiene la cualidad de ser determinada, cuando establece definiciones, limitaciones y conceptos en su vida por los cuales se dirige.

Estos elementos forman parte de decisiones que ya esta persona ha tomado que son invariables e irrevocables; una vez que toma estas decisiones ya no vuelve a reflexionar en este tema porque ya está decidido y no se permite cambiar de posición.

Esta posición debe ser completamente voluntaria, considerándose como autodeterminación; autonomía o independencia de una persona de tener la capacidad para tomar determinaciones por cuenta propia, sin tener que pedir permiso o rendir cuentas,  para que sea interiorizada de tal manera que sea la motivación permanente para lograr nuestros cometidos y también debe de ser tomada con mucho compromiso con nosotros y con lo que deseamos lograr.



Como podemos reconocer la determinación?

Es la unión de varias características específicas de una persona, y estas son decisión, valentía, responsabilidad y fe.

Decisión: (Disposición, decreto, sentencia). Este es el primer paso, decidirte, principalmente esto se trata de una decisión propia, que no incluye a otras personas y a la vez  completamente voluntaria.

Valentía: (arrojo, bravura, esfuerzo, sacrificio, coraje). Existe un significado erróneo sobre la valentía, la mayoría de las personas creen que valentía es enfrentarse a una situación sin temor ni miedo a nada, y esto es un error, las decisiones donde no te arriesgas a nada importante, donde estás confiado de la situación presente y no hay obstáculos para lograr tu meta, eso no es valentía; porque para ejercer la valentía tienes que enfrentarte a una situación donde no es seguro que salgas con vida, donde quizás pierdas muchas cosas importantes, pero alcanzar tu objetivo te proporciona mayor regocijo que el dolor de las pérdidas que obtuviste. Por  lo tanto valentía es tener miedo en una situación existente y enfrentarla y afrontarla.

Compromiso: (deber, responsabilidad, contrato). La determinación requiere de compromiso, porque una vez que determinas hacer algo te auto asignas una labor, un derrotero y un deber de llevar a cabo esta acción; y se necesita tener sentido de compromiso, para emprender la tarea con eficiencia y calidad.

Fe: (Confianza, certeza, esperanza, convicción). La determinación también requiere de Fe, porque tienes que creer en el paso que vas a dar; tienes que tener confianza en que lo que quieres lograr va a resultar y tienes que albergar la esperanza que de alguna manera vas a llegar al propósito final.

En resumen una determinación nace en un deseo, se convierte en decisión y se complementa con mucha disciplina, para llegar a lograr lo que nos hemos propuesto. Terminar  o llevar a buen fin lo que nos proponemos y no dejarlo a medias o empezado; con el firme propósito DE – TERMINAR.